literatura.gif (99627 bytes) El Portal Interactivo de la Integración


PAGINA PRINCIPAL


ENCUESTA


LIBRO DE VISITAS


CHAT


VOLVER A LITERATURA

HORACIO ALBERTO PIZZULLI

Me llamo Horacio Alberto Pizzulli, tengo 45 años, y soy discapacitado mental, leve-moderado. A continuación, en pocas palabras, les contaré algo de mi vida, y dejo a Uds. sacar sus propias conclusiones.
En la primavera del 55, mis padres de común acuerdo, y aconsejados por el especialista que me atendía, decidieron que lo mejor para mí, era ir al mar.
Una amiga de mi abuela, nos comentó de un hermoso lugar, y al pasar el tiempo, no sabía que entre nosotros y Mar de Ajó, estaba naciendo un nuevo amor.
Llegar a ese lugar, fue como una magia que nos envolvió a todos, y particularmente a mí, y que hoy, a pesar de los años que pasaron, siguen perdurando.
Son cuarenta y tantos años, que caminar por esas calles, antes de arena, me traen, aún, lindos y hermosos recuerdos.
Nunca me voy a olvidar de las personas que me vieron correr, ya que mis piernas necesitaban del agua salda y de la arena. En ese lugar, aprendí a caminar y a correr, y que me quisieran como soy, y la historia contará, que yo iba a la casa de mis amigos, y compartía con ellos, momentos imborrables.Sueño. Algún día quedarme a vivir en Mar de Ajó, nunca podré pagar el afecto que me dieron los amigos, que fui cosechando en tantos años, y que siempre vivirán en mi., como si fuera en una película de Fellini, y serán Remembranzas. (Amarcord).

VENTANITA BLANCA

A través de la ventana, veo mi imagen pasar,
Y mi pensamiento vuele, hacia el pasado que vuelve,
Entre sus rejas blancas, como una foto de color amarillento.

En ella, las gotas que golpean sin piedad, el paso del tiempo,
Poseídas por un eléctrico resplandor de naves grises,
Acunan los recuerdos que fueron, y serán recuerdos nomás.

Cosas de la vida, yo que vivía del querer,
De ese querer atesorar y dominar el mundo
De una sola vez y para siempre
Para comprender que allí nacen y mueren
Todos los muros que sin tiempo
Van a parar en el mundo de los males y lamentos,
Sin pensar que el mundo pide a Cristo una mano
Para que este Universo llamado Tierre, sea mejor.

Hasta dónde me llevará recorrer
Los distintos momentos que solíamos mirar
Sin siquiera escucharnos y decirnos:
Qué te pasa Mundo, que estás tan mal últimamente?

Ventanita Blanca, quiero que a través de vos
Vuelen mis pensamientos hacia un Mundo
Dónde todos seremos hermanos
Para rezar juntos, como si nos uniera la misma religión.

Mi madre vive siempre, en una constante búsqueda,
Y mi padre vivió, pensando que mis años de chico,
Algún día tenían que terminar.
Y así fue. Ya tengo 44 años.

Ventanita blanca,
La vida nos encuentra a los dos,
Vos, con fachada nueva
Y yo con mis años, que ya son muchos
Junto a mi querida mamá.
Ella y vos, son consecuencia de lo que yo soy,
y te quiero como a una buena amiga.

Horacio A. Pizzulli Segade




Contacteme en horacio.pizzulli@artistas.org.ar

 

Música Danzas y Expresión Corporal Literatura Otras Disciplinas Artes Plásticas Teatro Servicios Entidades Actividades